Archive for diciembre, 2015

¡Pecadores!

Quien primero nos confiese tres pecados que se realizaban regularmente en la abadía de la novela que nos ocupa, ganará, aparte de una indulgencia plenaria por todo lo bueno que ha dejado de leer en su vida, un ejemplar de Pasión por la lectura.
(Y quienes pierdan, como penitencia deberán darse de topes en la pared más cercana al tiempo que repitan “¡Chin! Perdí ese libro. ¡Chin! Perdí ese libro…”).

Anuncios

Comments (2)

¡A la hoguera! (2)

¿Es El nombre de la rosa una crítica a la vida religiosa? De nuevo, ¡saquen sus espadas!

Dejar un comentario

¡A la hoguera!

¿Es El nombre de la rosa una condena a la religión? Saquen sus espadas…

Dejar un comentario