Oportunidad de empleo para niños

¡Shh! Vamos a traer al siglo XXI a Lazarillo de Tormes y queremos explotar sus talentos para ponerlo a jalar. No te preocupes, ni el DIF, ni la UNICEF, ni ninguna ONG se van a enterar. Propón un empleo actual para el chamaco (distinto a los que desempeña en el libro), y el empleador que acceda a contratarlo te recompensará con un mes del no sueldo que va a prometer pagarle o, si lo prefieres, recibirás un ejemplar de Las batallas en el desierto.

1 comentario »

  1. Julio Mejía III said

    De haber nacido y crecido el Lazarillo en nuestros tiempos, lo más seguro es que se hubiera convertido en uno de esos algodoneros que recorren los callejones a las diez de la noche para distribuir droga. Es decir: un dealer. La historia de cómo empezó su trabajo es fácilmente imaginable.

RSS feed for comments on this post · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: