Los reyes de la vagancia (1)

Redescubre el divino placer de inventar juegos (seguramente lo hacías cuando chic@). Inventa un juego que tenga que ver con libros, tal como los que hemos publicado regularmente en esta sección desde la primera eLe. Un jurado votará por las tres mejores opciones y el premio consistirá en novedades editoriales. Aparte, lo jugaremos todos en esta sección próximamente.
Reglas:
1. Que el juego trate sobre libros.
2. Que sean libros muy conocidos o fáciles de conseguir.

Recuerda: No publiques las respuestas…

Este concurso estará disponible entre el 15 de junio y el 14 de julio, 2010. Los ganadores se darán a conocer el día 15 de julio, 2010, en http://www.itesm.mx/ele

3 comentarios »

  1. armando torres rodríguez said

    Hola, no sé si es aquí donde hay que dejar la propuesta, pero bueno.
    El juego es de traducción.
    hay que conseguir el libro de rayuela de Cortázar.
    Localizar y leer el capítulo 68.
    traducir el texto.
    La mejor traducción (a juicio de los jurados ,claro) gana.
    saludos.
    atr

  2. Lucía Zambrano said

    El juego que propongo se llama: “Grandes pasiones, grandes parejas, grandes amores”.
    Y se trata de mencionar el nombre del autor y el nombre de la obra en donde aparecen estas diez parejas inolvidables en la literatura. (Sólo presentaré los nombre de pila de los personajes para no hacer este juego tan fácil y tan obvio):

    1. Ana y Vronsky
    2. Emma y Charles
    3. Füsun y Kemal
    4. Blimunda y Baltazar
    5. Romeo y Julieta
    6. Desdémona y Otelo
    7. Úrsula y José Arcadio
    8. Cossete y Mario
    9. Elizabeth y Darcy
    10. Helena y Paris

    Saludos!

  3. Adan Reyes said

    Creo que un juego podría ser buscar “las novelas dentro de la novela”. Algunos libros contienen referencias de otras novelas aunque no las mencionen tal cual. El juego consistiría en seleccionar algunos fragmentos y tratar de identificar las obras.

    Pongo, para empezar, dos fragmentos.

    “Un ex presidiario y un inspector de policía levantaban tímidamente la tapa metálica de una atarjea, miraban lo que pasaba sin dar crédito a sus ojos y volvía a desaparecer, perdidos en el negro panal de las alcantarillas de Paris. Una cortesana tísica miraba detrás de las ventanas cerradas de su alto apartamento con desgano y desengaño, corría las cortina , se recostaba en un canapé y, en la penumbra, cantaba un aria de despedida. Un hombre joven, delgado y febril, vestido con levita, sobrero alto pantalón de Nankin, caminaba lentamente, indiferente a la multitud, su atención fija en la diminuta piel de onagro que por minutos se encogía en la palma de su mano”
    (Carlos Fuentes, “Terra Nostra”)

    “A propósito, ¿y usted cómo se llama?
    Vaya, ahí lo he dudado. Aunque lo tenía en la punta de la lengua. Tras un instante he contestado de la manera más obvia.
    – Me llamo Arturo Gordon Pym.
    – Usted no se llama así
    Evidentemente Gordon Pym era otro. Que no regresó nunca. Intenté llegar a un acuerdo con el doctor.
    – Llamadme… ¿Ismael?
    – No, usted no se llama Ismael. Haga un esfuerzo”
    (Umberto Eco, La misteriosa llama de la reina Loana”)

    ¿Cuáles son las cinco obras citadas en estos dos fragmentos?

RSS feed for comments on this post

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: